qué es un vehículo mixto o mixto adaptable

¿Qué es un vehículo mixto o vehículo mixto adaptado?

Si estás pensando en renovar tu vehículo comercial o en adquirir uno nuevo , quizá te interese valorar la posibilidad de comprar un vehículo mixto adaptable. Presenta algunas ventajas frente a las furgonetas profesionales, que únicamente están homologadas para transportar carga o mercancía, y pueden servirte tanto para tu vida personal como profesional.

A continuación, y con el fin de que puedas tomar una decisión, te mencionaremos algunos de los aspectos más relevantes que debes tener en cuenta, tales como el tipo de ITV y velocidad máxima que se puede alcanzar con un vehículo mixto adaptable.

No obstante, elijas una opción u otra, tu furgoneta taller o vehículo comercial siempre debe responder a las necesidades de tu profesión y del servicio que prestas. 

¿Qué es un vehículo mixto adaptado o adaptable?

Antes de definir qué es un vehículo mixto, es necesario mencionar que los vehículos comerciales. Estos últimos, por ley, solo pueden llevar una fila de asientos (que corresponde al conductor y dos acompañantes), y un espacio diáfano de carga exclusivo para transportar herramientas, mercancía, materiales… En ningún caso se pueden transportar personas en el espacio de carga, ni aumentar las filas de asientos. Su uso es únicamente profesional.

Por el contrario, un vehículo mixto adaptable, a pesar de que también es de uso profesional, sí que puede intercambiar el espacio de carga por asientos para personas (hasta un máximo de 9). En estos casos, es posible compaginar el uso personal y profesional del mismo, pudiendo usar el espacio de carga indistintamente.

Eso sí, un vehículo mixto adaptable debe tener una altura mínima de 180 cm. Y sus  propietarios deben ser autónomos o empresas.

Aspectos a tener en cuenta sobre el vehículo mixto

Visto qué es un vehículo mixto adaptable, cabe destacar que su mayor ventaja es que el mismo vehículo que se destina al trabajo, se puede utilizar para viajes familiares. Incluso si utilizas equipamiento como armarios o estanterías. Estas son fácilmente desmontables y te ayudan a ahorrar tiempo a la hora de cargar y descargar todo el material o maquinaria de trabajo.

Teniendo claras las medidas de tu furgoneta, puedes intercambiar el mobiliario por asientos de forma rápida y sencilla. Pero, cuidado, porque las normas de circulación no son las mismas que las de los turismos, ni que las de las furgonetas profesionales. Por ejemplo, existen algunas particularidades en el caso de la ITV y de la velocidad máxima permitida. Veamos todos los detalles. 

ITV vehículo mixto

La normativa ITV marca algunas diferencias importantes para este tipo de vehículos. Diferencias que pueden ser catalogadas como desventajas. El principal motivo, es la frecuencia de la ITV de un vehículo mixto:

  • Este debe pasar la primera inspección a los dos años.
  • Las siguientes, hasta los 6 años, serán cada dos.
  • A continuación tendrá carácter anual.
  • Y, a partir de los 10 años, la ITV de un vehículo mixto debe ser semestral.

Al usarse tanto como vehículo profesional y vehículo privado, las inspecciones son más frecuentes y estrictas. No obstante, debes saber que si cesas tu actividad profesional durante ese tiempo, o la activas, puedes solicitar el cambio a mixto o a turismo y aplicar las modificaciones en la ITV.

Velocidad máxima del vehículo mixto

Sabiendo qué es un vehículo mixto adaptado, es normal pensar que existen diferencias, por ejemplo respecto a los turismos, en cuanto a los límites de velocidad permitidos. Y es cierto.

Ya sea que estés en horario de trabajo, o que estés de viaje con tu familia, si tu furgoneta está matriculada como vehículo mixto adaptable, deberás respetar las normas de circulación que la DGT impone para ellos. En este caso, hablamos de una velocidad máxima para vehículos mixtos de 100km/h en autopista y autovía y 90km/h en carreteras convencionales.

Con toda esta información, ¿crees que te conviene más un turismo, una furgoneta taller o un vehículo mixto adaptable? Analiza tus necesidades y quédate con la opción más rentable.