taller móvil bien equipado para fontaneros y otras profesiones relacionadas

¿Por qué equipar un taller móvil para fontanería (y otros)?

Ofrecer la mejor solución a un cliente es el sueño de cualquier profesional. Pero para que realmente sea así, es necesario tomar decisiones que nos lleven a brindar un servicio completo, satisfactorio y rápido.

Una de ellas pasa por equipar tu taller móvil equipado con todos los accesorios necesarios para resolver cualquier incidente in situ.

De este modo, no solo aliviarás el problema de tu cliente de forma eficaz, sino que también te será más fácil realizar tus tareas profesionales y optimizar tu tiempo.

¿Para quién podría ser útil esta solución? Por ejemplo para transportistas de paquetería o alimentación, construcción, emergencias sanitarias, asistencia a personas mayores, farmacias móviles, asistencia en carretera, peluquerías a domicilio, cuidado de animales, fontaneros… Sobre estos últimos hablaremos a continuación.

Conoce la importancia de convertir tu furgoneta en un taller móvil bien equipado, ya sea que te dediques a la fontanería o a cualquier otra profesión relacionada.

¿Por qué equipar tu taller móvil para fontanería?

Resulta muy frustrante empezar un trabajo y no poder terminarlo por no contar con las herramientas necesarias para ello, pero aún más frustrante puede ser para el cliente, que ve cómo hemos dejado a medias su cocina o su baño.

Esto es algo que sucede muy a menudo cuando andamos metiendo y sacando de la furgoneta de trabajo los útiles que utilizamos (ya sea por falta de espacio o por cualquier otro motivo).

Esta es una de las razones por las que siempre recomendamos revisar los requisitos para abrir un taller móvil y tomar la decisión de equipar el vehículo con todo lo necesario.

Aprovechar desplazamientos

Es probable que en un mismo día, según el trabajo a realizar, puedas atender a más de un cliente en una misma jornada.

Para conseguirlo, contar con un taller móvil te ayudará a transportar todo lo necesario será fundamental. Con lo que, además, darás respuesta a todos los pedidos del día de forma eficaz y, sobre todo, sin tener que pasar por tu almacén para soltar unas herramientas y coger otras.

De este modo ahorrarás en combustible, pero también aprovecharás mucho mejor tu tiempo, pudiendo aceptar más trabajos en una misma jornada.

Asegurar las operaciones de carga y descarga

Las herramientas que usan los profesionales que se dedican a la fontanería, en muchas ocasiones, son pesadas, difíciles de manejar y pueden guardar complicaciones a la hora de cargarlas y descargarlas del vehículo.

A pesar de que existen diferentes tipos de furgonetas para trabajar, en todas ellas se pueden añadir elementos que aseguren las operaciones de carga y descarga para evitar que estas herramientas se dañen, y que la persona que las maneja tenga que realizar sobre esfuerzos que puedan causarle malestar.

Dar respuesta a urgencias

Otro de los escenarios posibles que pueden ocurrir, es que recibamos la llamada de un cliente con una urgencia, Por ejemplo, una rotura de tubería. En este caso, necesitará nuestra ayuda de forma rápida o se le inundará toda la casa.

Si tienes un taller móvil equipado, solo tendrás que anotar la dirección e ir a resolver la incidencia. Pero en caso contrario, antes tendrás que revisar y equipar tu vehículo con las herramientas que vas a necesitar. Y ante una urgencia así, el tiempo para tu cliente es oro.

Conclusiones

El equipamiento para taller móvil facilita el día a día tanto a negocios como a clientes. Permiten realizar operaciones seguras, rápidas y eficaces, así como atender a urgencias importantes. 

Así que, si todavía no cuentas con una furgoneta equipada, revisa las diferentes alternativas que existen y adapta tu vehículo comercial a tus necesidades y a las de tu actividad profesional.