separador de carga

Tipos de separador de carga para furgonetas y camiones

Un separador de carga tiene como función principal separar los espacios dentro de una furgoneta comercial o camión. Sin embargo, también son imprescindibles en materia de seguridad.

Este tipo de dispositivos ayudan a que la carga no se mueva, ni se dañe o incluso pueda provocar un accidente por su peso y volumen. Aporta seguridad tanto al conductor y otros pasajeros como a la propia carga.

Veamos qué tipos de separador de carga existen y cuál es la normativa que hay alrededor de ellos.

Tipos de separador de carga universal homologado

Según el material que vayamos a transportar en la furgoneta taller, vamos a necesitar un tipo de separador de carga u otro. El material, su resistencia, su capacidad de amortiguar golpes… son algunos de los aspectos a los que debemos prestar atención para elegir el separador de carga correcto.

Además, es importante que este sea homologado para que cumpla con las exigencias que aseguran que sujetará bien la carga y que no supondrá ningún riesgo para el conductor u otros pasajeros.

Separador de carga para camiones y vehículos comerciales

Estos son los que sirven para cargas más pesadas, como por ejemplo el separador de carga Renault Master. Suelen ser de contrachapado o de rejilla. Y elaborados a partir de materiales resistentes para evitar que la carga vuelque, se dañe o provoque un accidente en carretera.

Si no sabes cuál comprar, quédate con un separador de carga universal homologado, así te aseguras que servirá sea cual sea la marca de tu furgoneta o camión y que cumplirá con las exigencias de la normativa, eliminando así el riesgo de multa.

Separador de carga para equipaje

Estos suelen ser para soportar carga más ligera. Se llaman de equipaje porque suelen emplearse para este fin, pero también se pueden incluir en una furgoneta taller y separar con ellos cargas menos pesadas que las anteriores.

Por ejemplo, herramientas ligeras, de pequeño tamaño, maletines que las contienen, materiales que no supongan una amenaza…

Separador de carga para estanterías

También existe un separador de carga para camiones y furgonetas que están equipadas con estanterías y otros complementos como cajoneras, porta tornillos, canalones, bidones… Y mobiliario similar.

Es importante que el equipamiento esté bien separado de la cabina del conductor. Aunque todo el mobiliario vaya bien anclado, siempre existe un riesgo que hay que prevenir.

Otros separadores de carga y artículos de seguridad Tecnolam

Hemos comentado antes la utilidad de un separador de carga para mantener aislados tanto la parte en que está instalado el equipamiento, como la cabina del conductor.

Pero también podemos encontrar este tipo de piezas dentro de estos accesorios. Por ejemplo, las cajoneras cuentan con separadores para proteger las herramientas y materiales y mantenerlos bien organizados.

Otros productos que se encargan de la seguridad y que también pueden actuar como separador de carga son las varillas tope, barras de carga, ganchos o barras de freno.

Normativa para el separador de carga

La carga es uno de los elementos más controlados y sometidos a inspección en carretera a los que se enfrenta una furgoneta taller o camión. 

Normalmente las autoridades vigilan que la carga esté bien sujeta y que no se caiga ante las fuerzas de aceleración y desaceleración del vehículo. En caso contrario, el conductor se enfrentará a una multa que oscila como mínimo entre los 150€ y los 200€.

Igualmente la normativa del separador de carga también hace hincapié en que esta debe estar repartida por el vehículo de forma equilibrada y que no debe sobrepasar la masa máxima autorizada.

¿Cómo quitar el separador de carga?

Antes de responder al cómo, es importante destacar que solo es recomendable quitar el separador de carga si no se van a transportar mercancías, equipajes, o carga que lo requiera según la normativa. En caso contrario, nos enfrentaríamos a una sanción económica.

Dicho esto, es probable que queramos quitar el separador de carga por diferentes razones. Y, si fuera así, hay que ser muy precisos, desatornillar bien el mismo y tapar cualquier agujero que haya podido quedar (aunque a veces no es sencillo).

No obstante, revisa bien la normativa y consulta con el fabricante. Y si el uso que vas a darle a tu furgoneta te lo permite, podrás quitar este elemento.