rastrelar furgoneta

¿En qué consiste rastrelar paredes y techo de una furgoneta?

Para equipar un vehículo comercial con todo el mobiliario, enseres y complementos que necesita, es preciso realizar operaciones de acondicionamiento previas. Entre ellas se incluye rastrelar la furgoneta.

¿Sabes en qué consiste? A continuación te explicamos para qué sirve el rastrelado de una furgoneta, y además compartimos consejos para que puedas llevarlo a cabo en las paredes y techo de tu vehículo taller.

Verás como es una operación sencilla para proporcionar la seguridad y confort que necesitas en tu día a día.

Rastrelar una furgoneta: ¿En qué consiste?

A la hora de panelar las paredes y techo de una furgoneta, existen dos pasos previos que son imprescindibles. Uno es elegir el material que vamos a utilizar y tratarlo, en caso de que lo necesite. Y, otro, es rastrelar para igualar dichas superficies.

Pero… ¿qué es un rastrel? Un rastrel es una pieza de madera alargada, que también podemos definir como listón de madera maciza. Su principal utilidad es igualar las superficies de la furgoneta para, posteriormente, panelarla. Pero también se puede usar para crear una estructura sobre la que más tarde, fijar tanto el panelado como el mobiliario.

Durante este proceso de rastrelado de furgoneta, es muy habitual trabajar de forma que coincidan los rastreles con los puntos de anclaje del equipamiento que se vaya a instalar. Así, colocarlos será más sencillo.

Una alternativa al rastrel de madera es el de metal. Si vas a transportar una carga pesada, y te preocupa la resistencia del material, puedes elegir esta opción.

Rastrelar las paredes de una furgoneta

Sería muy complicado panelar las paredes del vehículo sin tener una superficie lisa y estable. Además, es necesario tener en cuenta que la furgoneta es de metal y no todas sus paredes nos permiten atornillar. Por ello, siempre aconsejamos rastrelar la furgoneta. No obstante, existen diferentes formas de conseguirlo. La decisión dependerá del modo en que se vaya a panelar posteriormente, así como de los nervios de la propia furgoneta.

La forma más frecuente es esta última. Es decir, lo más habitual es que los rastreles se coloquen sobre los nervios para, después, sujetar el panelado al rastrel sin posibilidad de dañar el vehículo.

Forrar una furgoneta es una de las tareas más importantes de todo el proceso. Solo si se lleva correctamente, podemos estar seguros de que el mobiliario permanecerá fijo y no se caerá ni volcará en los desplazamientos.

Rastrelar el techo de una furgoneta

En el caso del rastrelado del techo, los listones de madera maciza deben colocarse sobre las vigas del mismo. Para lo cual es ideal usar tornillos de rosca de chapa. Esto te permitirá panelar el techo de tu furgoneta taller y disfrutar de un vehículo comercial de aspecto profesional, en el que encuentres todos los materiales y herramientas que necesitas para prestar un buen servicio.

Este proceso es tan fácil como poner una estantería en una furgoneta. Basta con elegir el material más adecuado y atornillar con cuidado para no dañar la chapa.

Si también quieres rastrelar el suelo, puedes colocar los rastreles sobre los carriles que trae de fábrica, unificar la superficie y listo. Para ello, usar remaches es una buena elección. Es una forma segura de hacerlo, aunque si no quieres agujerear el suelo, otra opción es utilizar adhesivo de montaje especializado.

Rastrelar una furgoneta es un trabajo de preparación que te va a permitir tener un vehículo comercial seguro. Instalar cualquier tipo de mobiliario o recorrer grandes distancias, no será un problema. 

Los rastreles garantizan la fijación y sujeción que necesitas para convertir tu vehículo en una furgoneta taller confiable y bien equipada.