que furgoneta comprar para trabajar

Cómo elegir una furgoneta para tu negocio o empresa

¿Qué furgoneta comprar para trabajar? Esta es una de las grandes preguntas que se hace un profesional a la hora de realizar una inversión de este tipo.

Y no es de extrañar. La decisión que tome le repercutirá en su trabajo diario al menos 20 años. Que es el tiempo medio en que se tarda en volverla a cambiar.

Así que, ¿qué te parece si damos algunos consejos sobre cómo elegir furgoneta? Si estás a punto de comprar una nueva o estás pensando en sumar prestaciones, sigue estas recomendaciones.

¿Qué furgoneta comprar para trabajar?

Empecemos hablando sobre los diferentes fabricantes de furgonetas. Normalmente, a día de hoy, todas vienen preparadas para hacerle lo más sencillo posible el trabajo a los profesionales que van a usarlas.

Al mismo tiempo que permiten añadirle equipamiento extra como armarios, rampas, estanterías, módulos…

Por ejemplo, podríamos destacar modelos como Iveco Daily , Fiat Talento, Opel Brand, Nissan NV300 y NV400, Renault Traffic, Mercedes Vito, Peugeot Expert y Partner, Fiat Ducato o Citroen Jumper.

¿Cómo elegir una furgoneta de trabajo o negocio?

Elegir un vehículo de estas características no siempre es sencillo. La amplia variedad que existe en cuanto a tipos de furgonetas, a veces dificulta la decisión. 

En el listado anterior, puedes ver algunas de las recomendaciones que hacemos. Pero más que fijarnos en las marcas de fabricantes, nos gustaría comentar los criterios que debes considerar a la hora de elegir furgoneta para que cubra todas tus necesidades.

Ten en cuenta que no todas las actividades presentan los mismos requerimientos. Así que antes de nada identifica cuáles son tus necesidades y prioriza de entre todas cuáles son imprescindibles para ti.

Espacio interior para carga y equipamiento

Uno de los primeros puntos que es importante tener en cuenta a la hora de pensar en cómo comprar una furgoneta para un negocio, es en el espacio interior para poder transformarla en un taller móvil eficiente.

Según el tipo de maquinaria, materiales y herramientas que transportes y los trabajos que realices dentro de ella, vas a necesitar más o menos espacio interior. Y puede ser un requisito más o menos importante.

Lo habitual es optar por un modelo L2, que son aquellas que tienen entre 5 y 6 metros de longitud.

Capacidad de carga

Otro punto a analizar para comprar una furgoneta de negocio o empresa, es la carga que vas a necesitar transportar. En función de la misma deberás fijarte en vehículos con mayor o menor capacidad.

Por ejemplo, si transportas armarios en tu furgoneta o materiales muy pesados, esta debe ser capaz de soportarlos sin dañarse ni dificultar el trayecto.

Comodidad

Es importante que también atiendas al confort que necesites para tus viajes o desplazamientos. Si vas a recorrer grandes distancias, es preferible que lo hagas cómodo por tu salud y seguridad.

Por ejemplo, el tipo de asiento del conductor puede prevenir lesiones en la espalda, dolores de cuello o evitar daños en caso de accidente.

Tipo de combustible

Actualmente ya es una realidad. Si estás valorando qué furgoneta comprar para trabajar, puedes añadir como requisito que se mueva con combustible tradicional o que sea eléctrica.

Sobre estas últimas cada vez la oferta es más amplia. Un ejemplo podría ser la Nissan e-NV200.

Tipo de actividad

Como decíamos al inicio, el tipo de actividad que desempeñes es lo que finalmente condicionará la furgoneta para trabajo o empresa que acabes comprando.

No son las mismas necesidades que tiene un profesional que arregla bicicletas a domicilio con su vehículo, que otro que solo transporta tablones de madera para montarlos en casa del cliente.

Quizás el segundo necesite más espacio, pero el primero necesita más equipamiento como cajones, encimera de trabajo, panel porta herramienta, bandejas extraibles, estanterías…

¿Sabes ya cómo elegir furgoneta de trabajo o empresa? Márcate tus prioridades y búscalas entre los modelos disponibles.