¿Qué es, cuánto cuesta y cómo funciona un inversor de corriente?

Un inversor de corriente es el gran aliado de quienes necesitan alimentación eléctrica para utilizar sus herramientas de trabajo en una furgoneta taller. Por ejemplo, taladros, atornilladores, sierras, lijadoras…

Gracias a ellos es posible desarrollar trabajos in situ, sin necesidad de desplazarse a un taller físico. Lo cual facilita una rápida respuesta al cliente y mayor comodidad. Sin embargo, es un componente que no todos los vehículos comerciales traen. En ese caso, y si se cree necesario, es posible instalarlo, siempre teniendo en cuenta algunas recomendaciones que vamos a mencionar a continuación.

¿Qué es un inversor de corriente?

Lo más importante de todo es saber qué es un inversor de corriente. Y por qué es uno de los accesorios para furgoneta camper o taller móvil más demandados. Tanto coches, como furgonetas o cualquier otro tipo de vehículo que se pueda emplear en uso privado o comercial, trae unas especificaciones o características de fábrica que distan bastante de los de un lugar habitable o los de un taller profesional. Esto quiere decir que difícilmente podremos enchufar un cargador de móvil, un calentador de agua, un taladro o herramientas que necesiten mayor voltaje para funcionar.

Aquí es donde entra el inversor de corriente para coche o furgoneta. Un equipamiento indispensable para transformar un vehículo en vivienda o en taller para realizar trabajos que requieren desplazamiento. Se trata de un dispositivo que cambia el voltaje de corriente continua, que es el que tiene la batería de los vehículos, a corriente alterna, que es el que necesitamos para hacer funcionar nuestros aparatos.

Uno de los inversores más utilizados es el de 12V a 220V. El primer voltaje es el que suelen traer las baterías y el segundo el que podemos encontrar en cualquier enchufe de un establecimiento físico. Por ello son los más populares.

¿Cuánto cuesta un inversor de corriente?

El precio de un inversor de corriente es algo que está sujeto a diferentes variables. La principal de ellas es el tipo de aparatos o equipos que vas a conectar a él. O, mejor dicho, el voltaje que necesitas para hacerlos funcionar.

Para la mayoría de ellos, como decíamos antes, con un inversor de corriente de 12V a 220V es suficiente. Pero igual, hay casos más específicos en que se necesita un voltaje mayor. En ese caso, el precio también lo será.

No es posible decir cuánto cuesta un inversor de corriente de forma exacta. Pero sí puedes tener en cuenta esta variable que es la que más encarece el precio. Por no hablar de aquellas situaciones en que se necesite una segunda batería para reservar la del vehículo y no tener problemas al arrancarlo.

¿Cómo funciona un inversor de corriente en un coche o furgoneta?

El funcionamiento de un inversor de corriente para furgoneta o cualquier otro tipo de vehículo se basa en un cambio de voltaje. Es decir, si retomamos el ejemplo del inversor de corriente 12V a 220V, este cambiará los 12V de entrada y corriente continua, en 220V de salida y corriente alterna.

También es importante destacar que esta corriente de salida debe contar con la frecuencia a la que operan los aparatos que vamos a enchufar. Normalmente hablamos de 50 Hz. Esto último es quizá lo más complicado. Y para que sea posible se deben combinar correctamente:

  • Oscilador. Componente que controla el funcionamiento del transistor.
  • Transistor. Responsable de interrumpir la corriente de entrada y generar una onda rectangular.
  • Transformador. Recibe la onda rectangular y la convierte en onda senoidal con el voltaje de salida precisado.

Sea como sea, si vas a instalar un inversor de corriente para furgoneta, revisa bien que el uso de electricidad no afectará al rendimiento de tus desplazamientos. Si tienes dudas, consulta con un equipo experto y refuerza la garantía de los servicios que prestas a tus clientes.

Qurren, CC BY-SA 4.0 https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/, via Wikimedia Commons