alquiler de furgonetas

¿Cuándo es mejor alquilar o comprar una furgoneta de trabajo?

Comprar o alquilar una furgoneta es una cuestión que se plantean muchos profesionales y empresas, sobre todo cuando sienten la necesidad de apostar la furgoneta taller como solución de negocio.

Existen ventajas e inconvenientes en ambos lados que se deben analizar antes de tomar una decisión. Por ello, a continuación, te daremos una serie de consejos acerca de cuándo es mejor optar por el alquiler de furgonetas y cuándo es mejor decantarse por la compra.

Cuándo optar por el alquiler de furgoneta 

La primera alternativa que vamos a barajar es la de furgonetas para alquilar. Es un modo de satisfacer la necesidad de contar con un vehículo comercial que te permita desarrollar tu trabajo, o determinadas funciones de tu empresa, de forma eficaz. 

¿Cuándo se recomienda elegir esta opción? Veamos las situaciones más frecuentes en las que los profesionales eligen el alquiler de furgonetas:

  • Profesiones estacionales. Existen diferentes profesiones que, por su naturaleza, son estacionales. Es decir, solo se desarrollan en una época concreta del año. Por ejemplo, los instaladores de aires acondicionados centran su carga de trabajo en los meses de verano y, por ende, necesitan más uso del taller móvil entre mayo y septiembre.
  • Proyectos puntuales. Hay empresas que suelen realizar sus operaciones en instalaciones físicas y no necesitan desplazarse. Pero, en casos excepcionales, sí que podrían requerir de este tipo de vehículos para efectuar trabajos in situ. En ese caso, conviene el alquiler de furgonetas de carga por días o por horas.
  • Bajo presupuesto. Para empresas o profesionales con presupuesto limitado, lo ideal es esta opción. Supone un ahorro inicial, pues no tendrán que desembolsar el costo total de lo que vale una furgoneta. Y, por otro, tampoco deberán preocuparse de su mantenimiento ni de la inversión asociada.
  • No necesitas personalizar la furgoneta. Si puedes prescindir de la personalización, es decir, no necesitas colocar el logo de tu empresa en la carrocería, también es una opción a analizar antes de comprar.
  • Necesidades cambiantes. Si los trabajos que realizas son de diferente envergadura, será más rentable el alquiler de camioneta. Así podrás elegir en cada caso el tamaño y prestaciones que más se ajusten al proyecto.

Cuándo comprar furgoneta de carga en vez de alquiler

Tras analizar las situaciones en las que es mejor optar por el alquiler de furgonetas, veamos cuándo conviene comprar.  El mercado de este tipo de vehículos es muy amplio. Si tomas la decisión de hacerte con una, deberás elegir tamaño, así como características, pensando en el largo plazo.

Normalmente, esta es una inversión que se realiza con dicha perspectiva:

  • Necesidades específicas. Si los trabajos a realizar requieren mobiliario muy específico, lo mejor es comprar una furgoneta e instalar aquellos accesorios que te ayudarán a desempeñar mejor tu profesión. Podrás diseñar tu espacio de carga como precises y añadir estanterías, armarios, cajoneras u otro equipamiento.
  • Mayor libertad. Tener un vehículo propio te dará mayor libertad a la hora de tomar decisiones, tanto de equipamiento, como ya hemos comentado, como de uso, kilometraje, personalización o cualquier otro tipo.
  • Requieres personalizar la furgoneta. Si para tu empresa o negocio es imprescindible colocar el logo de la misma, o pintarla de algún color en particular, es mejor que antes de pensar en el alquiler de furgonetas, valores comprar una.
  • Certeza de amortización. En aquellos casos en que exista la certeza de que la inversión en una furgoneta va a ser rentable, por la cantidad de proyectos a realizar, la previsión de la empresa, o porque sea un negocio consolidado, esta opción sería la más aconsejable.
  • Empresas grandes. El tamaño de la empresa o negocio también influye a la hora de elegir entre el alquiler de furgonetas o la compra. Si es una empresa grande, tendrá recursos suficientes para afrontar la inversión y, además, rentabilizarla. 

Entonces, ¿es mejor alquilar o comprar? Como hemos visto, se trata de una decisión muy importante. Con lo que lo mejor es analizar la necesidad y capacidad económica de la empresa y, en base a ello, decidir.

Aquí hemos elaborado un listado de aquellas situaciones en las que se aconseja una alternativa sobre la otra. Pero la elección final, depende de ti.